imagen-noticia
Acción sindical

La unidad que no tuvo que ponerse en funcionamiento este año

Sapol, organización sindical mayoritaria más votada en el colectivo de la Guardia Urbana de Barcelona, fue el único sindicato que, al inicio de la temporada de playas en el mes de mayo, denunció y advirtió que este año no tenía ningún sentido poner en funcionamiento la Unidad por varios motivos:

- Sus condiciones económicas (pluses no se actualizan desde el año 2012).

- La comisaría de Juan de Borbón (compartida con Mossos d’ Esquadra) y los módulos de las playas no reunían las condiciones de higiene, salubridad y seguridad tanto para los agentes como para los ciudadanos que venían a hacer consultas como a efectuar denuncias, hechos denunciados por este sindicato el año pasado en la inspección de trabajo y a la puesta en marcha de la Unidad no resueltos.

- Veníamos de un confinamiento de casi tres meses donde en abril la Guardia Urbana sufrió el pico más elevado de contagios por coronavirus con 170 positivos y 265 confinados, no sólo fue el colectivo más afectado del Ayuntamiento, si no que la suma de todos los infectados de la Administración (14.000 trabajadores) no llegaba a esta cifra, lo que demuestra el riesgo de contagio al que estuvimos expuestos por nuestro tipo de servicio.

- Se tuvo que cambiar la carencia de trabajo del sistema 2x1 al sistema 7x7 para tener dividida a la plantilla en 50% y así poder garantizar el servicio al ciudadano.

- Enviar a los compañer@s a playas era una temeridad y un riesgo de contagio muy elevado por el tipo de servicio que realizan (lateros, manteros, peleas en vía pública y domicilios, dispersar grupos que efectúan botellón, drogas, venta ilegal de bebidas alcohólicas, etc.), riesgo que podíamos evitar no poniendo en funcionamiento la Unidad que a su vez dejaba sin efectivos a otras Unidades.

Pese a todo lo expuesto, la Unidad se puso en funcionamiento con la aprobación y ninguna queja del resto de sindicatos y lo que podíamos haber evitado y sabíamos que podría pasar ha pasado. En 12 días se han detectado de momento 3 casos positivos y 10 confinados más del 10% de una plantilla de 90 efectivos.

Lo que más nos sorprende es que ahora esos mismos sindicatos pidan responsabilidades, acusen a mandos y políticos de hacer una gestión nefasta de la crisis, amenazan con ir a Inspección de Trabajo y a los juzgados a denunciar la situación y argumenten que la solución es hacer patrullas fijas.
Sapol opina que la solución ahora no es ir a Inspección de Trabajo, para cuando resuelvan ya habrá finalizado la temporada de playas y mientras tanto ¿Vamos engrosando la lista de positivos y confinados? Tampoco pasa por hacer binomios de patrulla fija, ¿Hemos olvidado que comparten comisaria, instalaciones, sala de descanso, vestuarios y reciben el servicio diario juntos?
 
Cinco meses después del inicio del confinamiento todavía hay muchas incógnitas por resolver sobre la pandemia y parece que todavía tenemos mucho que aprender. El virus nos sorprendió a todos y fuimos reaccionado a medida que íbamos teniendo información de cómo combatirlo, ahora eso no sirve, tenemos que anticiparnos y prevenir.

La Jefatura del Cuerpo al tener conocimiento del primer positivo no tomó ninguna medida porque al parecer el compañero se contagió en su semana de fiesta, pero si ordenó que se hicieran los test rápidos serológicos que tienen una fiabilidad de entre el 30% al 70% (el tercer positivo dio negativo en esta prueba y positivo posteriormente en prueba PCR) prueba que todos los sindicatos venimos exigiendo desde marzo.

Hemos tenido conocimiento por medios de comunicación que al parecer les han informado fuentes cercanas a Alcaldía, que el próximo lunes día 17 se empezarán a realizar pruebas PCR a todos los agentes de la Unidad de playas. De ser cierto celebramos la noticia, aunque llegue tarde y lamentamos nuevamente la falta de información por parte de la Jefatura.

Alguna cosa no se ha hecho con diligencia, pues nos informan compañeros de la Unidad de playas, que la semana pasada el mando responsable reunió a todos los compañer@s del turno para pedir disculpas por la gestión de la crisis, hecho que agradecemos y aplaudimos.

Hace unos días (dos meses después de la puesta en funcionamiento de la Unidad) se inauguró por parte del Sr Collboni y Sr Batlle el nuevo módulo prefabricado del espigón de la playa de la Barceloneta (uno de los que no reunían las condiciones de salubridad e higiene), como oficina de recepción de denuncias, nuevamente tarde. La anécdota según nos informa un medio televisivo de comunicación, es que el lunes fueron para hacer unas fotos al módulo para realizar un reportaje, estacionando el vehículo a pocos metros, teniendo dos sorpresas. Se encontraron el módulo cerrado y al volver les habían robado los ordenadores, cámaras, micros, etc. del interior del vehículo teniendo que efectuar denuncia a la comisaria de Mossos.

Después de un mes sin tener noticias pese a reclamarlas, el lunes el responsable de RRLL de la Gerencia de Seguridad nos informó que en la Guardia Urbana hay 16 casos positivos de COVID y 105 confinados.

NO PODEMOS RELAJARNOS Y BAJAR LA GUARDIA. EL VIRUS NO HACE VACACIONES
  • Tags

Comparte esta página