imagen-noticia
Acción sindical

La UREP se muere lentamente y los perros de la unidad canina se mueren literalmente

Hace unos días pudimos leer un artículo de prensa muy interesante sobre la Unidad de Refuerzo de Emergencias y Proximidad de la Guardia Urbana, titulado “COLAU DEJA QUE LA UNIDAD MUERA LENTAMENTE” reflejando el malestar generalizado y la desmotivación con la que trabajan los compañeros de la unidad por la pérdida de funciones y el abandono de la unidad y sus componentes por parte de la administración, entre otras cosas.

La unidad la forman en la actualidad cerca de 100 policías en los cuatro turnos establecidos, de los 250 que la formaban cuando se creó. Acusan a la alcaldesa de no preocuparse, de querer esconder la unidad a la ciudadanía.

Recientemente nos hemos enterado por los compañeros, que en dos meses han fallecido dos animales de la canina por torsión gástrica, dolencia seria, motivo de urgencia veterinaria que de no ser atendida en minutos puede provocar la muerte, siendo éste el caso que nos ocupa. Se trata de una rotación del estómago en la cavidad abdominal donde tanto la entrada como la salida del estómago se ven obstruidas, sucede por una fuerte dilatación de este, provocada por un exceso de aires o gases debido a comidas copiosas en una única toma y bajo estrés.

La muerte de estos dos perros policía se ha producido por desatención y deficiencias graves en las instalaciones caninas. Desatención por la falta de personal tanto en la unidad como en la sección canina, ya que es necesario que siempre exista un número suficiente de agentes para garantizar que los animales reciben las atenciones necesarias tanto de día como de noche, como pasear, hacer ejercicio, limpieza o curas para preservar el estado físico y psíquico del animal, algo que no sucede.

Los agentes deben ser guías caninos y en sus funciones deben ocuparse de su propio perro, de la limpieza de los cheniles y el área de entrenamiento que hay en su interior, de darles de comer, deberían entrenar diariamente las especialidades de los perros en la unidad canina, trabajar la obediencia, entrenar la búsqueda de estupefacientes escondiendo las drogas en maletas o incluso en coches para su localización en escenarios reales y en otras ocasiones realizar ejercicios de defensa y protección.

SAPOL solicita urgentemente:

Ampliar la plantilla de la unidad canina en 4 agentes en los turnos de mañana y tarde (ya que en estos últimos meses por diversos motivos -jubilaciones, traslados- han dejado la unidad) y asignar 2 agentes en el turno de noche, que no hay desde hace muchos años.

Contratar un servicio para la limpieza y desinfección de la pista de entrenamiento, del habitáculo donde duermen y de todo el interior de las instalaciones donde se mueven los perros. Los MMEE y otras Policías Locales en Catalunya ya disponen de esos servicios profesionales externos de desinfección.
 
Cambiar el horario del suministro de la comida que se le da actualmente por la noche, ya que no hay vigilancia de personal en las instalaciones, suministrarlo por el de mañana o por la tarde y así evitar la torsión de estómago que es una afección que aparece con mayor frecuencia en algunas razas, la importancia de tomar medidas preventivas para evitar su aparición es fundamental y que provoca un motivo de urgencia veterinaria.

Ubicar urgentemente el comedero y bebedero en el interior del Box. En la actualidad están al exterior y eso supone que en verano coja la temperatura del recipiente de agua los 38º y en invierno la comida se congela.

El veterinario que realiza las tareas de vigilancia de la salud de los animales está radicado en La Roca del Valles, a más de 40 km y es el mismo de la Unidad Montada, habiendo veterinarios especialistas en perros las 24 h. cerca de Zona Franca.

Cursos de formación en el ISPC de guías caninos para los agentes de nueva incorporación.

La UREP, antes USP (Unitat de Suport Policial) ha estado en la diana del gobierno de los comunes desde su entrada en la plaza de Sant Jaume.  De  hecho, su  programa político prometía "eliminar progresivamente" esta unidad. El temor a la eliminación de la unidad persiguió durante un tiempo a los policías.

El Gobierno de izquierdas no pudo eliminar la unidad, pero la ha relegado a un segundo plano, una situación que irrita a la mayoría de sus miembros.


Ver documento

  • Tags

Comparte esta página