imagen-noticia
Acción sindical

Reclamamos el cambio de ubicación del Centro de Gestión de Emergencias

Ha pasado otro año más y el Centro de Gestión de Emergencias, más conocido como “Sala Conjunta de Comandament”, sigue sin cambiar de ubicación, sin perspectivas de hacerlo a corto ni a medio plazo y acrecentándose cada vez más los problemas. Debido a la grave situación en la que se ven obligados a trabajar los empleados municipales entre los que se encuentra la Guardia Urbana, el 26 de octubre de 2017 solicitamos reunión urgente a la Alcaldesa Sra. Colau, el 6 de noviembre la reiteramos y ahora seguimos insistiendo.

Desde Sapol recordamos, que llevamos muchos años reclamando y exigiendo un cambio de ubicación del Centro de Gestión de Emergencias y no porque éste se encuentre obsoleto o inoperativo. Este centro no reúne las mínimas condiciones de trabajo, con una sobrecarga emocional y laboral por falta de efectivos que produce grandes situaciones de estrés, con unas condiciones de exposición a la radiación que sobrepasan cualquier límite de salud y en el que se han detectado 24 casos de cáncer, de los que desgraciadamente, cinco personas ya han fallecido.

El centro se encuentra en los subterráneos del edificio, careciendo de sistemas adecuados de ventilación y luz natural. Los empleados que allí trabajan se encuentran expuestos a temperaturas extremas y altos niveles de humedad, por no mencionar las ondas magnéticas que desprenden la gran cantidad de antenas, ordenadores, monitores, radios transmisores, aparatos eléctricos, etc.

A todo esto, hay que sumarle la falta de seguridad, ya que en varias ocasiones se ha encontrado gente en su interior que no pertenecía al centro, que habían accedido saltando por los patios interiores de la Fira de Barcelona debido a su fácil acceso. ¡¡¡Menos mal que estamos en situación de ALERTA en nivel 4!!!

¿Cómo puede ser que la máxima responsable política de la Guardia Urbana permita estas situaciones y no haga absolutamente nada para resolverlo?

Los empleados que allí trabajan, (Guardias Urbanos, Mossos d’Esquadra, Bomberos, Servicios de Emergencias Médicas, etc) de los que la alcadesa es responsable por ser la titular del edificio el Ayuntamiento de Barcelona, se encuentran en total abandono a los riesgos hacia su salud, al demostrar a diario por su parte no tener el más mínimo interés en la resolución de los graves problemas que les afectan.

El 23 de agosto, una semana después de los atentados de Barcelona y al salir de una reunión de la junta de seguridad, la Alcaldesa manifestó en rueda de prensa que el Centro de Gestión de Emergencias se trasladaría al Palacio de Deportes de la calle Lérida, una vez adecuado a su nuevo uso, porque era necesario y urgente un cambio de ubicación.

Nos vuelve a generar confusión y preocupación, a la plantilla y en especial a los compañeros que trabajan en el Centro de Gestión de Emergencias, que hayan aparecido diversos artículos en prensa y de ciertos partidos políticos, con el titular “Dilema en el Ayuntamiento, ¿devolver al Palacio de Deportes su función original o convertirlo en sala policial?”

Que la Sra. Colau no tenga en cuenta o desconozca la dificultad de transformar el uso de un edificio catalogado y protegido como es el Palacio de Deportes de Barcelona, calificado como bien de interés urbanístico (categoría de protección C), en unas dependencias policiales en el momento de pronunciarse delante de la prensa de manera claramente populista y oportunista para una vez apaciguada la repercusión social y ciudadana desdecirse de ello, demuestra una vez más, que nuestra alcaldesa improvisa sin tener conocimiento de lo que dice,  y sin asesorarse antes de hablar. De manera constante, tenemos la sensación que su único afán es justificarse y salir bien en la foto, demostrando que cada vez se le da mejor y hay que reconocer que donde lo borda es en la prensa o programas del corazón.   

El Ayuntamiento y la Generalitat tienen pendiente desde hace doce años construir un nuevo Centro de Gestión de Emergencias y usted debería exigirle a la Generalitat la financiación de la construcción de las nuevas dependencias policiales en un solar municipal.

Sabedores que no se trata de un problema económico, ya que el Ayuntamiento se ha podido gastar la nada despreciable cantidad de 148.000 euros en un Belén de escasa aceptación popular o los 150.000 euros que van a introducir en los presupuestos de 2018 para por segundo año dotar las ayudas de la Asociació Catalana de Municipis que preside el también alcalde de Premià, Miquel Buch, según informó la prensa el 6 de enero del presente año, instamos nuevamente a reunirnos con la alcaldesa para poder resolver las siguientes dudas que se nos han vuelto a plantear:

  • Queremos saber si estos rumores respecto al cambio de parecer en el uso del Palacio de Deportes son ciertos.
  • Qué es lo que piensa hacer y si tiene alguna alternativa.
  • En ese caso, cuándo y dónde empezarán las obras de la nueva ubicación del Centro de Gestión de Emergencias y qué plazo hay previsto de finalización de las mismas.
  • O, si por el contrario, no es prioritario el cambio y no entra dentro de su mandato hacer nada al respecto.
  • Tags

Comparte esta página