imagen-noticia
Acción sindical

Reclamamos más medidas -urgentes- para la plantilla de la GUB frente al COVID-19

El 13 de marzo se publicó un Decreto por el que se declaraba la situación de Estado de Alarma provocado por el COVID-19. Esta situación excepcional ha conllevado adoptar una serie de medidas extraordinarias para la prevención y protección de los empleados del Ayuntamiento de Barcelona donde se incluye a la plantilla de la Guardia Urbana, pasando en el día de ayer a la fase de emergencia.

Desde entonces se han publicado diversas instrucciones, circulares, procedimientos organizativos y operativos, los cuales regulan las intervenciones de la GU, todos ellos necesarios pero que llegan tarde, son insuficientes y en algunos casos siguen sin aclarar dudas y sin proteger a los trabajadores.

Somos conscientes de que no estamos acostumbrados a este tipo de situaciones y que se está trabajando mucho y a contrarreloj, pero teniendo los ejemplos y la evolución del COVID-19 en China, Corea e Italia, no hemos sido previsores y hemos ido a salto de mata según sucedían los acontecimientos.

La Guardia Urbana es uno de esos servicios esenciales para la sociedad. Nuestras funciones son fundamentales para ayudar a contener la epidemia y garantizar el buen funcionamiento de los servicios básicos para la ciudadanía, así como para garantizar el cumplimiento de las restricciones impuestas del Estado de Alarma y evitar las concentraciones de personas para prevenir contagios.

Nuestras funciones y obligaciones como servidores públicos no nos permiten hacer teletrabajo desde casa, al estar en contacto directo con la ciudadanía somos un colectivo con un factor de riesgo elevadísimo, pero no se nos facilitan mascarillas, guantes, gafas protectoras o gel desinfectante, y algo que resulta mucho más grave si cabe es que la administración, además de incumplir el deber de suministrar los elementos de protección, la manera de velar por la salud de los trabajadores de la Guardia Urbana es que la jefatura nos prohíbe utilizar mascarillas y elementos de protección particulares.

El objetivo de todas estas medidas es reducir la actividad de la ciudad y nos preguntamos, ¿por qué no se puede reducir de forma organizada excepcionalmente la plantilla de la GU en la calle? Lo consideramos un agravio comparativo con el resto de los trabajadores del Ayuntamiento.

Nos parece lamentable que exista gente que sin contribuir en nada a cada procedimiento que se publica, digan que agradecen se hayan tenido en cuenta sus propuestas… (¿Pero qué propuestas? ¡¡¡si no aportan nada en ninguna reunión!!! eso sí, son los primeros en anunciar en sus panfletos las aportaciones del resto de sindicatos de las que se apropian sin rubor alguno), que todavía no sepan en que consiste una situación de Estado de Alarma que sí puede regular y restringir excepcionalmente derechos, y que sigan en su bucle de que todo se tiene que negociar en la mesa general, sino no es válido.

Nos parece alarmante y una falta de responsabilidad que quien dice defender a los trabajadores en lugar de proponer alternativas y soluciones para minimizar el riesgo, incite al colectivo de GUB a que acuda al médico de cabecera indicando que está bajo presión y ansiedad para que les den la baja. Par aquellos que sigan sus indicaciones, deben saber que esto provocaría una indefensión jurídica y una más que probable masiva apertura de expedientes, con las evidentes consecuencias para las familias de los compañeros… Esto demuestra la ineptitud y el mal hacer de estos mortadelos, asesorados y guiados de la mano de un torrente jubilado aburrido y esa mezcla rememora tiempos casposos fracasados.

Las medidas que proponemos desde SAPOL para proteger la salud son:

Todas aquellas compañeras embarazadas, compañeros y compañeras con enfermedades o patologías respiratorias, inmunodepresoras, sensibles a los riesgos biológicos (con capacidad de respuesta inmunológica comprometida) o enfermedades crónicas, se les envíe a casa en las mismas condiciones que los compañeros confinados.

La entrega inmediata de guantes, mascarillas denominación FFP3, gafas protectoras y gel desinfectante suficientes para toda la plantilla.

Para paliar las necesidades familiares que tienen aquellos compañeros que teniendo a su cargo personas mayores o niños a consecuencia del cierre de centros escolares reduciendo las posibilidades de contagio:
a) Efectuar turnos de 7x7.
b) Efectuar turnos de 10 o 12 horas de trabajo x 1 día de fiesta.
c) Efectuar dos días de trabajo x 1 de fiesta.

Tal y como hacen en algunas cadenas de alimentación, debido a la exposición intensiva y riesgo de contagio, un aumento de un 20% del sueldo excepcionalmente mientras duren las medidas para paliar el agravio comparativo con el resto de los trabajadores, que pueden hacer teletrabajo.

NO ENTENDEMOS PORQUE NO SE HA EXIGIDO UNA MESA GENERAL CON CARÁCTER DE URGENCIA PARA QUE SE APLIQUEN DICHAS MEDIDAS EN DEFENSA DE LOS DERECHOS Y LA PROTECCION DE LA PLANTILLA.


Imagen: Metropoli Abierta

Ver documento

  • Tags

Comparte esta página