imagen-noticia
Acción sindical

Sesiones psicoeducativas para mandos

A través de un correo de Relaciones Laborales, hemos tenido conocimiento que se han puesto en marcha unas sesiones psicoeducativas para mandos de la Guardia Urbana de Barcelona, con el fin de dar orientaciones sobre la gestión de situaciones susceptibles de impactar emocionalmente en los equipos que comandan, debido a la gestión emocional ante el COVID-19, los parámetros a seguir son:

1. Definición: sesión de contenido teórico-práctico sobre conceptos psicológicos para facilitar su comprensión y dar herramientas de prevención ante una posible aparición de trastornos.ç

2. Objetivos de estas sesiones: Proporcionar pautas de gestión emocional y de auto protección, útiles para profesionales de Guardia Urbana de Barcelona en el transcurso de sus intervenciones en el contexto COVID-19.

3. Contenidos: Presentación de situaciones prácticas que los profesionales se pueden encontrar durante el turno, y a partir de las cuales compartir herramientas de gestión emocional y herramientas de autoprotección ante escenarios de gran impacto emocional producidos por el COVID. Se muestran diferentes técnicas preventivas, tanto individuales como grupales, enfocadas a la protección emocional de los equipos.

4. Profesionales que imparten las sesiones: Psicólogos del CUESB.

5. Destinatarios: mandos de Guardia Urbana de Barcelona.

6. Fechas: Entre el 12 y el 14 de mayo se han hecho sesiones dirigidas a: intendentes mayores, intendentes, inspectores y subinspectores, durante la última semana de mayo y las primeras de junio se realizarán las sesiones destinadas a sargentos y está previsto también destinarlas a cabos.

Estas actuaciones dirigidas a los mandos por posibles situaciones derivadas de intervenciones relacionadas con la actual situación provocada por la epidemia del COVID- 19, son complementarias al servicio que, de manera permanente, tienen a disposición todas las persones del cuerpo de la Guardia Urbana a través del PAIGUM (Programa de atención psicológica al guardia urbano), que es personalizada y totalmente confidencial.

Estas sesiones nos parecen muy interesantes y del todo necesarias, pero hay varias cosas que nos sorprenden y a la vez nos preocupan:

Creemos que llegan 6 o 7 semanas tarde, como viene siendo habitual, igual pasa con la información que nos la facilitan una vez finalizadas las sesiones y no se informa a la plantilla. Si los cabos y los sargentos son los primeros en detectar posibles situaciones de trastorno emocional en la plantilla, no entendemos por qué no han sido los primeros en efectuar las sesiones, siendo la previsión para realizarlas en junio tres meses después del inicio de esta situación. Si esperamos unos meses más, igual no hace falta realizarlas. No sabemos de cuántas horas constan las sesiones, cómo y dónde se han realizado.

Con esta falta de transparencia, tenemos la sensación que se pretende esconder alguna cosa.

DIRECCION SAPOL


Ver documento

  • Tags

Comparte esta página