imagen-noticia
GUB

Albert Batlle: "Yo retiraría el premio Ciutat de Barcelona a 'Ciutat morta'"

PP y Cs formalizarán este octubre la petición de quitar el galardón al documental tras la sentencia contra Lanza.

Albert Batlle retiraría el premio Ciutat de Barcelona al documental Ciutat morta. El teniente de alcaldía de Seguridad y Prevención lo ha dicho en una entrevista con Metrópoli Abierta después de que se haya sabido que uno de los implicados, Rodrigo Lanza, ha sido condenado por asesinato en Zaragoza. La película, emitida por la televisión pública catalana en enero de 2015, retrata el caso 4F, un supuesto complot policial, judicial y político contra cinco jóvenes a los que se acusó de dejar tetrapléjico a un guardia urbano por el impacto de una piedra en la cabeza durante una intervención en una fiesta de una casa okupada en Ciutat Vella.  

Ciutat morta recibió en 2015 el premio Ciutat de Barcelona. Los directores Xavier Artigas y Xapo Ortega dejaron plantado al alcalde Xavier Trias en la entrega del galardón en el Saló de Cent. Pasaron por su lado, esbozaron una gran sonrisa y no recogieron la gran B de la distinción. Ahora, tras conocerse la nueva sentencia de Lanza, distintos sindicatos policiales y partidos políticos han pedido que se les retire el premio. "No me consta que haya una petición en este sentido", dice Batlle, pero él "personalmente" reconoce que "retiraría el Ciutat de Barcelona a Ciutat morta".


Este octubre, el PP formalizará la petición de retirada del galardón. Así lo asegura el concejal de la formación, Óscar Ramírez, en conversación con Metrópoli Abierta. El edil entiende el premio se puede retirar ya que, si bien hay un jurado, es otorgado por el Instituto de Cultura de Barcelona, un organismo dependiente del consistorio. También Ciutadans se ha posicionado a favor de la retirada y hará lo propio. "Es una aberración y una inmoralidad que el gobierno no haya procedido de 'motu propio' tras la sentencia por asesinato contra Lanza", ha dicho la regidora Mariluz Guilarte. El partido naranja también quiere que se devuelvan los 7.000 euros del galardón.

DOCUMENTAL 'DE PARTE'

Uno de los testigos que aparece en el documental y que defendió la teoría de la conspiración es Jaume Asens, teniente de alcaldía de Ada Colau el mandato pasado. Asens dice en Ciutat morta que los jueces aplican la ley en base a su ideología y que la "supuesta neutralidad de los jueces y de la policía es falsa". Los sindicatos policiales han reclamado recientemente a Colau y a Asens que pidan perdón por haber defendido al antisistema Lanza y haber dado avalado la versión del documental. "Dieron veracidad y publicidad a Ciutat morta, un documental que refleja una parte, sin contrastar los hechos y obviando la sentencia judicial", subraya SAPOL.

Preguntado Batlle sobre si la alcaldesa debe pedir perdón por sus críticas y acusaciones, el máximo responsable de Seguridad del Ayuntamiento responde que no le consta que las hiciera. "Aquel fue un episodio desgraciadísimo y una actuación muy lamentable. Siempre he expresado mi solidaridad, y lo sigo haciendo, a la Guardia Urbana. He tenido también la ocasión de verme con la familia y el agente que sufrió aquella salvaje agresión. También tenemos que hacer es lamentar la explotación que algunos hicieron de este lamentable incidente para crear un clima contra la policía general y la Guardia Urbana en particular.

LA TEORÍA DE LA MACETA 

A grandes rasgos, en el caso 4F cuatro agentes de la Guardia Urbana intentaron acceder al edificio okupado, cerca del Palau de la Música para que los ocupantes dejaran de hacer ruido. A la hora en la que los policías intentaban entrar en la casa, llegó un grupo jóvenes que acabó enfrentándose con la Guardia Urbana con palos y piedras, según la sentencia judicial. El agente Salas, de 39 años, recibió un impacto en la cabeza que le dejó tetrapléjico. Los hechos tuvieron lugar cuando el alcalde de Barcelona era Joan Clos y el concejal de Seguridad Jordi Hereu

El documental apunta que el impacto que recibió Salas fue una maceta que cayó de la azotea -lo dijo el alcalde Clos en una radio-, y que tres de los detenidos estaban en la calle cuando se precipitó el objeto y otros dos no tenían nada que ver con esa fiesta y fueron detenidos junto al Hospital del Mar. El caso es sumamente complejo y duro. Una de las personas detenidas, Patricia Heras, se suicidó en 2011 durante un permiso carcelario. Lanza pasó cinco años en prisión. 

TORTURAS

En 2011, dos agentes de la Guardia Urbana fueron condenados por torturar al hijo de un diplomático de Trinidad y Tobago. En el juicio quedó probado que mintieron y manipularon pruebas. Uno de esos policías era uno de los participantes en el caso 4F y el otro declaró en el juicio. En Ciutat morta se dice que estos agentes también torturaron a detenidos del 4F. 

Tras la emisión por el Canal 33 en enero de 2015, en horario de máxima audiencia, el Parlament hizo una declaración pidiendo a la Fiscalía que se reabriera el caso, pero hasta ahora no han aparecido nuevas pruebas ni nuevos testimonios. Años atrás, en 2008, una comisión del Il·lustre Col·legi d'Advocats de Barcelona analizó el caso y emitió un informe, pero tampoco se detectó ningún aspecto que invalidara el juicio.


Comparte esta página