imagen-noticia
Salud laboral

IMH contra la Sala Conjunta de Comandament

Desde el día 29 de julio, el Ayuntamiento de Barcelona estrena nuevas dependencias municipales, concretamente en el número 63-73 de la calle Llacuna, en el 22@ del Poblenou. Este espacio dispondrá de un total de 6.015 metros cuadrados. 

El nuevo edificio estará destinado al Instituto Municipal de Hacienda. Supone un aumento del espacio en un 26% y en cuando a la plantilla, pasará de 293 a 311 personas (un 6%). La razón de este cambio es la aparición desde hace 10 años de casos de lipoatrofia entre los funcionarios que trabajaban en la anterior sede. El cambio se anunció el 29 de enero de este año y seis meses después ya se ha llevado a término el traslado total de la infraestructura a la nueva sede, que tendrá un coste de 3 millones de euros anuales en concepto de alquiler. 

Es loable la velocidad con la que el Ayuntamiento ha modificado la sede donde gestiona los impuestos, las tasas y las sanciones, ante los casos de enfermedad de algunos de sus empleados y resulta extraño que, ante el mismo problema de salud, lo mucho que le cuesta realizar cualquier cambio cuando se trata de la Guardia Urbana de Barcelona. 

Casos de lipoatrofia se dan desde hace más de 10 años en las sedes de Guardia Urbana en los distritos de Horta-Guinardó y Nou Barris. Si bien se realizan estudios y seguimientos, no se ha realizado ningún cambio de sede y mucho menos con la celeridad que una vez tomada la decisión, se ha dado en este caso. También nos encontramos con distritos en los que las condiciones de trabajo son de hacinamiento, caso de Ciutat Vella o Eixample de entre otros, en contraposición con el espacio nuevo que se le otorga al citado Instituto.

Mención aparte merece la situación de la “Sala Conjunta de Comandament”. En nuestra última petición a la Sra. alcaldesa de fecha 10 de mayo de este mismo año, le recordamos que llevamos 25 casos de cáncer en 10 años, en una instalación, la de la calle Lleida, que está en situación de provisionalidad desde hace 19 años. Una instalación en la cual trabajan alrededor de 90 personas entre Guardia Urbana, SPEIS (Bomberos), SEM y Mossos d’Esquadra.

Probablemente no sea necesario para la Sala Conjunta un edificio de las dimensiones como el destinado al Instituto Municipal de Hacienda, pero sí que tenga unas condiciones de salubridad iguales. Desde hace años venimos reclamando el cambio de ubicación y por parte del consistorio siempre se van realizando propuestas nuevas que modifican las propuestas antiguas, una manera de no asumir un cambio que es necesario y urgente. De esta manera el grave problema de salubridad se está perpetuando de un modo irresponsable por parte de la administración que, siempre que se trata de problemas que inciden en la Guardia Urbana, actúa de una manera sospechosamente lenta y sin ninguna voluntad de solucionarlos, excusándose en la falta de disponibilidad de espacios y presupuesto. 

Exigimos el cambio de sede de la “Sala Conjunta de Comandament – Centre de Gestió d’Emergències” ¡YA!




Comparte esta página