imagen-noticia
SAPOL prensa

El Ayuntamiento restringe el uso de 'Quads' a la Guardia Urbana en las playas

Hace unos días, el Ayuntamiento de Barcelona presentaba el operativo de la Guardia Urbana para este verano en las playas. La puesta de largo incluía los quads, un tipo de vehículos hídridos especialmente preparados para circular por la arena. Sin embargo, y a tenor de lo que denuncian la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) y el Sindicato de Agentes de Policía Local (SAPOL), estos vehículos salieron del garaje para para poco más que para hacerse la foto.

CSIF asegura que la Jefatura de la Guardia Urbana ha restringido el uso de los quads alegando que se averían habitualmente, al menos durante los operativos de desalojo y limpieza de las playas durante las madrugadas. CSIF señala directamente al intendente mayor, Ricardo Salas, uno de los nombres que suena para sustituir al jefe de la policía local, Evelio Vázquez, con la entrada del nuevo consistorio.

Según CSIF, hasta ahora era habitual que los agentes que acompañan a los servicios de limpieza, las madrugadas de la temporada veraniega, para desalojar el litoral barcelonés de grupos de jóvenes que están de fiesta o gente que pernocta en la arena utilizaran los quads. Sin embargo, este año, los policías hacen este servicio andando.

SEIS ACCIDENTES EVITADOS

El secretario de Organización de CSIF, Eugenio Zambrano, asegura que la rapidez de los quads ha servido, hasta en seis ocasiones en los últimos años, para evitar que uno de los vehículos pesados de los servicios de limpieza se llevara por delante a alguna persona que dormía semienterrada en la arena. La labor de vigilancia de los agentes se verá ahora menguada al tener que desplazarse a pie. El sindicato ha solicitado al Ayuntamiento que reconsidere su posicionamiento y vuelva a hacer uso de estos vehículos en los desalojos de las playas.

Dos agentes de la Guardia Urbana patrullando a pie por las playas / SAPOL


Dos agentes de la Guardia Urbana patrullando a pie por las playas / SAPOL

SIN EL CALZADO ADECUADO

CSIF no es la única organización de trabajadores que se ha mostrado crítica con la decisión municipal. SAPOL ha asegurado a través de las redes sociales que a la falta de efectivos para realizar el servicio de playas, se suma ahora la falta de vehículos especializados y de calzado adecuado. Según SAPOL, la unidad de playas tiene este año menos agentes y las mismas carencias materiales que otros años. Desde SAPOL se reclaman mejoras laborales para facilitar el trabajo de los policias.

SAPOL coincide con CSIF en denunciar que los policías que acompañan a los servicios de limpieza para desalojar las playas tienen que ir a pie centenares de metros, principalmente por las playas de Sant Sebastià, Nova Icària, Bogatell y Mar Bella. Para este sindicato, este hecho supone un riesgo para los agentes porque es habitual que se encuentren con personas en estado de embriaguez y en actitud violenta. "No disponer de los vehículos ralentiza el tiempo de respuesta de los compañeros", argumenta SAPOL en una nota. El sindicato asegura que estos agentes también hacen los desalojos sin disponer del calzado adecuado.

Desde SAPOL se solicita al Ayuntamiento que se dote a la unidad de playas con más vehículos adaptados y que éstos pueden ser utilizados también por los agentes que acompañan a los trabajadores de BCNeta en los desalojos del litoral. El secretario general del sindicato, Manel Garcia, dice que la Guardia Urbana solo dispone de dos quads híbridos para circular por las playas. El resto de la flota de vehículos son convencionales y no están preparados para ir por la arena. SAPOL ve necesario comprar al menos otros dos vehículos híbridos y seis motos tipo quad.


Fuente: Metrópoli Abierta

  • Tags

Comparte esta página