imagen-noticia
SAPOL prensa

Éstos son los delitos más comunes en Barcelona

Los hurtos han sido las infracciones penales más habituales en la ciudad durante julio y agosto.

Los hurtos, los robos con violencia e intimidación, los robos en el interior de vehículos y los robos con fuerza han sido los delitos más comunes este verano en Barcelona. Así queda plasmado en el balance municipal de julio y agosto sobre seguridad, convivencia y tráfico que se presenta este martes por la mañana en comisión municipal. 

Según los datos de la Guardia Urbana, los delitos conocidos han descendido un 41% en la ciudad. De las 41.394 infracciones penales registradas el año pasado, durante julio y agosto, se ha pasado este verano a 24.400. El portavoz del Sindicato de Agentes de Policía Local (SAPOL), Jordi Rodríguez Lima, subraya que el principal motivo de esta reducción de los delitos es que este año en Barcelona casi no ha habido turistas. 

El portavoz del Sindicat de Mossos d'Esquadra (SME), Nacho Álvarez, coincide con el punto de vista del SAPOL. "Los turistas son los principales víctimas de los pequeños hurtos. Ante un descenso del 80%, estos ladrones tienen menos oportunidad de robar". El mosso también destaca la mayor presión policial y judicial sobre los ladrones multireincidentes, "con atestados de mayor calidad", que reúnan todos los antecedentes posibles, para que cuando sean detenidos puedan ser castigados con penas de cárcel.

MENOS ROBOS CON VIOLENCIA

Los hurtos son el delito más habitual. A lo largo de estos dos meses se han cometido 9.191. El descenso respecto al año pasado es del 61%. Entre julio y agosto de 2019 tuvieron lugar 23.854. Rodríguez Lima indica que las restricciones impuestas por las administraciones en el espacio público también han influido de forma positiva en que este verano haya habido un menor índice de delitos.

El metro suele ser uno de los lugares más habituales donde actúan los grupos de ladrones multireincidentes. Sin embargo, estos delincuentes casi han desaparecido. "Ante la falta de un publico potencial, creemos que muchos se han ido a otras ciudades", apunta el portavoz de SAPOL. Rodríguez Lima comenta que es habitual que estos ladrones cambien de ciudad pero no en pleno verano. "Cuando acumulan un determinado número de delitos se van otra gran urbe. Se van moviendo de un lugar a otro", dice.

Este verano también se reducen de forma clara los robos con violencia e intimidación. De 2.610, entre julio y agosto de 2019, se ha pasado este año a 1.860. La reducción es del 29%. Y la misma tónica han seguido los robos con fuerza. La caída, en este caso, es del 32%, indica el Ayuntamiento. De 2.274 han bajado a 1.535 de un año para otro. Algo menos bajan los robos en el interior de vehículos. Si entre julio y agosto de 2019 hubo 2.193 sustracciones, este año han caído un 18%, hasta los 1.796 robos.


Comparte esta página