imagen-noticia
Acción sindical

Reconocimiento y gratificación a los servicios esenciales

En fecha 22 de junio, mediante escrito registrado en la OIT, solicitamos a la alcaldesa Ada Colau su reconocimiento público hacia los trabajadores del ayuntamiento de Barcelona que, por su condición de servicios esenciales, han estado en primera línea luchando contra el coronavirus dando un servicio vital para la ciudadanía y el buen funcionamiento de las necesidades de la corporación municipal.

En diferentes reuniones y ocasiones hemos solicitado a la administración un reconocimiento público y una gratificación (dando diversas alternativas) para todos los servicios esenciales del ayuntamiento de Barcelona y hemos puesto como ejemplo a otras administraciones que ya lo han hecho, como la Generalitat de Catalunya, el Gobierno Central e incluso diversas empresas del ámbito privado que han destinado una gratificación económica como reconocimiento de la labor realizada por sus empleados.

De ninguna de ellas hemos recibido respuesta alguna por parte de la administración, tampoco de la propia alcaldesa Ada Colau del escrito enviado mediante registro el día 22 de junio, del que no se ha dignado ni a responder. No dignarse ni siquiera a responder o realizar un comunicado hacia los trabajadores que se han dejado la piel y la salud para su cumplimiento del servicio a esta ciudad, es una clara evidencia del aprecio que hace nuestra alcaldesa de su plantilla.

En SAPOL tenemos la conciencia clara de la importancia de los trabajadores y trabajadoras que dispone el ayuntamiento de Barcelona, que en su gran mayoría demuestran su capacidad y valía a diario, pero sobre todo en estos momentos del estado de alarma por el COVID-19, toda la plantilla que ha estado expuesta al coronavirus y por lo tanto con grave riesgo de contagio para sus familiares, destacando por el impacto que ha supuesto de contagios a los colectivos de la Guardia Urbana (con más de 170 infectados y más de 450 confinados) y SPEIS (con 10 infectados y 112 confinados).

Es por todo ello, que una vez más reclamamos a la administración del ayuntamiento de Barcelona, con su alcaldesa Ada Colau al frente, que se premie a todos los trabajadores y trabajadoras que han formado parte de los colectivos denominados esenciales con una gratificación del 25% del sueldo durante los meses que ha durado el estado de alarma, o como alternativa, una paga del 60% del sueldo o que subvencionen entre un 35% y un 45% (dependiendo si se trata de núcleos de una sola persona, familias de dos personas o de tres personas o más) las vacaciones de la plantilla de estos colectivos.

DIRECCIÓN SAPOL

Barcelona, a 3 de julio de 2020

Ver documento

  • Tags

Comparte esta página