imagen-noticia
Acción sindical

Se reproducen los problemas con el albergue en UT-8

Los diferentes políticos y gerentes que han pasado por el distrito de Nou Barris no han hecho nada o han mirado hacia otro sitio en referencia con la problemática en la coexistencia de la comisaría de GU – albergue.

Señores políticos y gerentes, una vez más desde SAPOL, sindicato profesional representante de casi la mitad de la plantilla de la Guardia Urbana, reivindicamos una solución y estamos a su disposición para conseguirlo.

Desde que nos mostraron los planos de la reconstrucción de la comisaria de UT-8 Nou Barris ya mostramos nuestro desacuerdo con el proyecto y solicitamos que se construyera la comisaría en otra ubicación, con un modelo estándar de edificio para la Guardia Urbana siguiendo el modelo de los Mossos.

Desde entonces, esa comisaría ha sido siempre un foco de problemas derivados del albergue municipal de primera acogida de personas sintecho donde residen algunas que son conflictivas, situado en la planta superior de la comisaría de la Guardia Urbana, próximo a una biblioteca, un colegio y un parque públicos, a un centro cívico de jóvenes y a un centro de mujeres víctimas de maltrato.

Las habitaciones y lavabos del albergue dan al patio interior de la comisaría y a la calle. Desde ellas, a través de las ventanas, los internos del albergue lanzan objetos, basura y sus deposiciones a los agentes y a los vehículos estacionados.

A lo largo de todo este tiempo se han producido incidentes de gravedad que desencadenan en la mayoría de los casos intervenciones policiales como lesiones a compañeros por patadas y puñetazos, amenazas contra particulares o policías, daños contra patrimonio municipal o personas, actos incívicos en la vía pública e incluso tuvimos que intervenir en un apuñalamiento entre residentes.

Desde la gerencia del distrito se dio la orden de retirar alguna cámara de vigilancia exterior o pixelar sus imágenes porque atentaban contra la intimidad de los transeúntes (algo inexplicable cuando los responsables de la tenencia y gestión de las imágenes es la propia Guardia Urbana), en detrimento de la seguridad tanto de la comisaría como la de los agentes que efectúan su servicio en ella. Algunos olvidan que somos policías y que estamos en alerta terrorista. Si algún día, Dios no quiera, sucediera alguna desgracia, ¿quién se haría responsable?

Los compañeros y compañeras de la comisaría de Nou Barris ya están hartos de estos enfrentamientos y comportamientos incívicos, además de los perjuicios que estos crean en las instalaciones y vehículos privados.

Es inconcebible que una comisaría de policía comparta servicios en un mismo edificio municipal, por ello exigimos que se separen los servicios del albergue y la comisaría en edificios distintos.

DIRECCIÓN SAPOL


Ver documento

  • Tags

Comparte esta página