;
imagen-noticia
Cataluña

La Guardia Urbana de Cornellà le salva la vida a una niña de dos años

Imagen: Dos agentes de la Guardia Urbana de Cornellà en una imagen de archivo (Guillem Urba Goma1972 / Ayuntamiento de Cornellà)

Un agente le practicó la maniobra de Heimlich cuando se asfixiaba por culpa de un macarrón.

La Guardia Urbana de Cornellà de Llobregat le ha salvado la vida a una niña de tan sólo dos años que se estaba ahogando, según informa el Ayuntamiento a través de un comunicado.

La menor corrió el riesgo de morir asfixiada el pasado viernes dos de marzo mientras comía. La abuela de la pequeña salió al portal de bloque de pisos mientras un agente estaba realizando tareas de circulación en la calle Feliu y Codina de esta población del Baix Llobregat.

El policía subió rápidamente al domicilio, donde se encontraba la familia comiendo, y halló a la niña “con síntomas de asfixia por un alimento que le bloqueaba la entrada de aire a las vías respiratorias”.

Entonces el agente le practicó “la maniobra de Heimlich”, un procedimiento de primeros auxilios que desbloquea las vías respiratorias. La actuación supuso que la joven expulsara un macarrón que le estaba asfixiando. Le salvó la vida.

Pocos minutos después llegó la ambulancia hasta el lugar de los hechos, que trasladó a la afectada al hospital Sant Joan de Déu. Allí se quedó ingresada hasta el sábado, cuando le dieron el alta. La pequeña ya está completamente recuperada.

La menor expulsó un macarrón con la maniobra de Heimlich y se recuperó.

Fuente: La Vanguardia

Comparte esta página