imagen-noticia
Prensa

La Guardia Urbana de Barcelona desaloja una finca municipal «okupada» en el Raval

Varias unidades de la Guardia Urbana de Barcelona se han desplegado este jueves sobre las ocho de la mañana para desalojar una finca «okupadas» el miércoles en el barrio del Raval de la ciudad. La policía municipal ya acudió ayer al edificio, situado en la calle Sant Ramon, para impedir que accedieran más personas, pero no desalojaron entonces a las que ya estaban dentro.

Fuentes municipales han explicado a ABC que la finca situada en la calle Sant Ramon, a escasos metros de la Filmoteca de Cataluña- fue adquirida hace menos de un año por el Ayuntamiento de Barcelona para habilitar viviendas sociales, sin embargo, el edificio fue «okupado» y varias familias intentaron atrincherarse en él.

En total, más de 30 personas tomaron por la fuerza una decena de pisos. Desde el Ayuntamiento afirman que los pisos ocupados habían sido rehabilitados y asignados a personas con necesidades de vivienda, que iban a entrar en los pisos antes del verano.

La operación policial se ha desarrollado en un contexto de preocupación vecinal por el problema de los «narco-pisos» en los que se vende y consumen drogas duras sin control, práctica que genera problemas de seguridad y salubridad en uno de los barrios más céntricos y multiculturales de la ciudad condal. Sin embargo, desde el consistorio niegan que esta operación policial tenga ninguna vinculación con esta problemática.

Imagen de Beatriz Pérez

Fuente noticia: ABC

 

La policía desaloja un edificio ocupado en el Raval destinado a alquiler social

La Guardia Urbana ha iniciado esta mañana el desalojo de unas 30 personas que habían ocupado el edificio del número uno de la calle Sant Ramon, en pleno corazón del barrio del Raval de Barcelona.

El inmueble, recién reformado y diseñado para ser adjudicado a solicitantes de alquiler social, es propiedad del Ayuntamiento de Barcelona pero “lleva vacío tres años”, explica uno de los vecinos de la zona.
Desde hace unas semanas, familias con niños, que alegan ser “gente del Raval” , se habían ido instalando en los 11 pisos que conforman la finca. Provistos de lavadoras, colchones y sillas lo habían convertido en su hogar. Ahora, después de momentos de tensión entre las autoridades y los ocupantes, que han salido a protestar desde los balcones, la policía ha acabado por desalojarlos.

La mañana del miércoles la Guardia Ubana ya acudió al lugar y pidió los datos a los ocupantes. Sin embargo, sin una orden judicial la policía no podía desalojar el edificio. Los okupas lo sabían.

“No vendemos droga, no nos pueden echar”, asegura José, un joven de 26 años que sostiene que con los 600 euros al mes que cobra no puede permitirse pagar un alquiler.

“Aquí nadie se niega a pagar un alquiler social, pero si te hacen pagar 600 o 800 euros, es imposible”, se reafirma.

Por la tarde, dos furgones de la Guardia Urbana se desplazaron hasta el edificio de la calle Sant Ramon. Los ocupantes recibieron a la policía con gritos de ” me moriré aquí si hace falta” y “hay gente que está durmiendo en la calle”.

El ruidoso operativo policial reunió a más de una decena de periodistas, que se encontraban en un ‘narcotour’ organizado por los vecinos del Raval, un itinerario por los ‘narcopisos’ existentes en la zona y que reflejan la otra cara de la ocupación ilegal.

Fuente: El Mundo

  • Tags

Comparte esta página